Los niños son como esponjas, están ávidos de recibir información y se sienten orgullosos de aplicar lo aprendido, apenas ven la oportunidad de mostrarlo buscan la forma de hacerlo y está en nosotros, los padres, reconocer ese esfuerzo y sobre todo reforzarlo no solo con buenos comentarios sino además con la alimentación adecuada.

Si bien nos damos cuenta de cómo crecen físicamente, internamente suceden muchas cosas que no vemos y necesitan de alimentos para que puedan lograr su correcto desarrollo. Por ejemplo, para que un niño tenga huesos fuertes y dientes sanos necesita de alimentos altos en calcio, magnesio, manganeso y vitamina D; para que tengan su sistema de energía marchando en óptimas condiciones necesitan comer alimentos altos en vitamina B, hierro y carbohidratos.

Así como cada nutriente es importante para realizar una función en particular, existen alimentos que ayudan a mejorar el aprendizaje.

Los 10 alimentos TOP que colaboran con mejorar el aprendizaje de tus hijos son:

CEREALES INTEGRALES

Como la avena, trigo y arroz integral, son importantes ya que, a diferencia de los procesados, mantienen su fibra y el complejo de Vitamina B como ácido fólico, Vitamina B12 y B6; todas son indispensables para que el cerebro pueda recibir oxígeno y fijar lo aprendido.

PESCADO

Es un gran alimento por su alto contenido de ácidos grasos Omega 3, los cuales no son producidos por el organismo y deben obtenerse a través de los alimentos. Son indispensables para el sistema nervioso y el correcto desarrollo del cerebro.

SEMILLAS

Las semillas de linaza, chía y ajonjolí, no solo son una gran fuente de ácidos grasos saludables para el cerebro sino además están repletas de calcio, hierro y fibra, infaltables en la dieta de los niños.

FRUTOS SECOS

Las nueces, almendras, cashews, maní y todo lo referente a frutos secos (aunque en realidad el maní es una menestra) gracias a su alto contenido de proteína y de grasa saludable son indispensables para la salud del cerebro.

PALTA

La palta aporta grasas monoinsaturadas que controlan y mantienen el riego sanguíneo, fundamental para nuestro cerebro, por este motivo también es recomendable por colaborar con el aprendizaje.

HUEVOS

Los huevos con yema son beneficiosos ya que contienen colina, indispensable para el óptimo desarrollo del cerebro y sobre todo para la memoria.

CHOCOLATE

Se recomienda sobre todo, el que tiene alta concentración de cacao ya que contiene muchas vitaminas y minerales indispensables para el buen desarrollo y crecimiento de los niños. Además el chocolate contiene sustancias naturales que ayudan a nivelar el estado de ánimo de los niños.

FRUTAS Y VERDURAS

Se recomiendan por su alto contenido de antioxidantes, especialmente el brócoli, fresas, uvas, zapallo, camote, tomates, y todas aquellas que tengan colores intensos.

LÁCTEOS DESCREMADOS

Los lácteos son una maravillosa fuente de calcio y proteína, se pueden reemplazar entre ellos siempre y cuando se mantenga la preferencia por los descremados, como por ejemplo leche descremada, yogurt natural y quesos blancos frescos (queso fresco, queso cottage, queso ricota, queso feta) todos sirven como alimentos y complementos de la mayoría de la preparaciones (batidos, cremas, pasta, ensaladas, purés, postres, etc.) no tengas miedo de darle leche descremada a tu hijo.

DESAYUNO

No olvidar el desayuno, ya que sin esta comida tan valiosa los niños no son capaces de aprender, ni de entender y menos aún de retener la información recibida.