12 consejos para alcanzar una vida más saludable

Parece increíble cómo es que el tiempo pasa más rápido, en un abrir y cerrar de ojos pasamos de un mes a otro, hasta que de pronto estamos ya celebrando la despedida de un año más, y es así que “vemos” hacia atrás y recordamos aquel momento del diciembre pasado en el que nos “atragantamos” (literalmente) con las 12 uvas haciendo diversas promesas; por lo que me atrevería a preguntarles ¿recuerdan algunas de aquellas promesas hechas en ese momento?

Hacer juramentos al aire no ayuda en nada, tienes que fijarte una meta clara para que puedas “medir” ese cambio.

Enfócate en solo UN objetivo al mes, así, para cuando llegue el siguiente diciembre, habrás hecho 12 cosas buenas por ti. Y no es poca cosa.



Bebe más agua

Aumenta tu consumo de agua en reemplazo de las bebidas azucaradas, además, se ha comprobado científicamente que uno confunde hambre por sed, cuando en realidad tu cuerpo solo quiere hidratarse comes….y con un vaso de agua es más que suficiente.

Aumenta tu consumo de frutas y verduras frescas:

Inclúyelas como parte de todas tus comidas principales, acuérdate que en el color está la salud.

Consume alimentos de estación

La naturaleza sabe por qué hace las cosas, los alimentos de estación aportan los nutrientes que nuestro cuerpo necesita justo en esa época del año.

Busca recetas saludables

Busca recetas que nunca hayas probado antes, e incorpóralas en tu menú semanal, comer sano no tiene que ser aburrido, al contrario, ahora con el “boom gastronómico” hay recetas deliciosas tanto en libros, webs y post relacionados. ¡Anímate a probarlas!

Haz ejercicio, pero disfrútalo

No tienes que ser “runner” ni “triatlonista” así esté de “moda”, disfruta de tu actividad; puede ser baile, artes marciales, natación… lo que te haga feliz.

Disminuye el azúcar y harinas procesadas en las noches

En realidad durante todo el día, pero definitivamente en las noches es cuando debes de disminuirlas para evitar subir de peso.

Evita comprar alimentos que sabes que no te harán bien

Si compras dulces para tu casa, pero “no quieres comerlos”, tienes una batalla perdida pues lo más probable es que los termines comiendo, así digas que son para tus hijos, ellos también pueden comer alimentos más saludables, hay que enseñarles con el ejemplo.

Organízate con snacks saludables

Haz una lista sencilla de snacks saludables que más te gusten y así puedas comprarlos la próxima vez que estes en el supermercado, de tal forma que cada vez que tengas hambre, puedas tenerlos a la mano y consumirlos con total tranquilidad.

Deja de lado todos los extremos:

Olvídate del “todo o nada”, las personas que se exigen demasiado cuando no pueden cumplir con lo que se han propuesto se desaniman y se frustan facilmente, ¡no es el fin del mundo! si tropezaste levántate de nuevo.

Aumenta la fibra en tu dieta

La fibra es indispensable para regular el organismo, además ayuda a prevenir muchas enfermedades, no pienses que comer “integral” es “light” ya que contiene la misma cantidad de calorías, Para hacer la diferencia incluye frutas frescas, menestras verduras crudas, semillas, cereales integrales y frutos secos en tu menú diario (no te olvides que debes de beber agua para que la fibra actúe y se active).

Olvídate de los alimentos milagrosos

¡Los alimentos milagrosos no existen! comer caigua en ayuno a las 4 de la mañana en un vaso amarillo no te hará bajar de peso, ORDENATE con tu dieta y empieza el cambio de verdad.

Quiérete

Uno mismo es su peor enemigo cuando se trata de analizarse, aprende a valorarte, trátate como si fueras la persona que más quieres en este mundo, TODO lo que sientes lo transmites a través de tus acciones y tu semblante, no lo olvides. No esperes que las otras personas te quieran si tú mismo no te valoras.

Fácilmente puedes hacer tu lista con lo que quieres cambiar, en realidad puede ser cualquier cosa, debes de priorizar tus debilidades para que puedas encontrar rápidamente un equilibrio en tu vida y así sentirte mejor contigo mismo.